jueves, 1 de abril de 2010

La magia del Tiempo Libre...

Gracias a un error burocrático, en menos de cinco días puede verse alterado todo tu esquema, puedes replantearte en qué gastar tus próximos ahorros, y aun siendo realista, apostar toda tu dedicación por una sola y arriesgada causa. No se trata de que unos casi desconocidos sean mis nuevas personas favoritas en el mundo, claro que no, sino de qe sé reconocer un alma afín, un perfecto puzzle de tres decenas de piezas, y cuando ese sentimiento brota en tan grandes cantidades algo en mi interior me dice que he de cambiar, y no tanto cambiar como ser honesta con mi propia verdad, despojarme de la máscara y las mil capas de cebolla que me envuelven y mostrarme como soy sin conservantes ni colorantes, disfrutar de las cosas en tiempo real, simplificar la vida a un sólo exponente: la pasión, y sobretodo, ser consciente cuando la utopía termina de que lo más importante es mantener la fe en las personas... Porque cuando menos te lo esperas, el azar te sorprende y te llena de fortuna.

Me ha quedado clarísimo y de una vez por todas que por mucho que ame el hogar éste no es mi sitio, pues ahora mismo esta tierra explotada no tiene nada nuevo que ofrecerme... no hasta que me expanda y complete la siguiente fase de mi vida.
Aprenderé por la fuerza a echar de menos, aunque el corazón se viene conmigo.